Ha llegado el momento, vas a ser mamá. Es por ello que en esta fase de ilusión y espera quiero hacerte las fotos más bonitas para que siempre puedas recordar este instante.

La sesión de embarazo se suele realizar en torno a las 30 semanas, cuando la barriga está en todo su esplendor pero sin estar incómoda para poder disfrutar de tu sesión. En estas fotos invito que aparezca el papá y hermanos si hubiera, ¡conseguiremos una sesión de lo más bonita!.

Por el atrezo o vestuario no te preocupes pues tengo en el estudio varios para que puedas usar, no obstante al formalizar la reserva te indico una serie de consejos  y planificamos juntas tu reportaje.

Las sesiones pueden ser en el exterior o en el estudio: campo, playa, estudio, blanco y negro, en bañera….etc. Suelen durar en torno a las dos horas, depende del tipo de organización y sesión. Recuerda que debes contactar conmigo lo antes posible para asegurarnos reservar hueco en la agenda para cuando llegue la fecha de tu sesión.