Todos los bebés deberían tener un reportaje newborn. Es una experiencia única y un recuerdo precioso. Las fotos de una sesión de recién nacido son un gran regalo ya sea para un familiar como para tu propio bebé.

Estas sesiones se hacen en la primera quincena de vida: en esta fase los bebes están más gomosos, aguantan más el sueño profundo y aún no han comenzado a descamar la piel. Las sesiones se harán en el estudio que está pensado para la comodidad del bebé. No tendréis que traer nada pues dispongo de diferentes atrezzo y vestuarios para los bebés en variados colores. Al hacer la reserva os haré una serie de indicaciones para planificar la sesión de tu bebé.

Recuerda que para la sesión de recién nacido es necesario que la reservéis con antelación para asegurarnos que tendremos día libre en la agenda para vuestra sesión. Estas sesiones se reservan cuando aún estás embarazada.